jueves, 2 de febrero de 2012

Origen del Carnaval en México

El calendario indica que el 22 de febrero es Miércoles de Ceniza, esta fecha marca el inicio de la cuaresma que, según la tradición católica son cuarenta días de abstinencia, reflexión y penitencia que concluye el Domingo de Ramos, que a su vez da comienzo ala Semana Santa.


Durante la Edad Media, el último día en que se podía celebrar una “gran fiesta” era el día anterior al Miércoles de Ceniza. Este es el antecedente histórico que da el nombre de carnaval, palabra derivada del italiano Carnem-Levare que indica la esencia de la celebración de la cuaresma y tiene por significado: “Quitar la Carne”.


Ésta tradición llega a México con los españoles, quienes realizaban la celebración solamente con fines sociales, donde se llevaban a cabo bailes a los que la gente asistía vistiendo trajes galantes, con todo tipo de fantasías y excesos en sus atuendos. Dichas celebraciones eran exclusivas de criollos y miembros de la alta sociedad, con una marcada restricción al acceso a los indígenas. Antes esta situación son estos últimos quienes deciden imitar estas festividades en tono burlesco, creando máscaras que muestran rostros de piel blanca, chapeadas, de perfil afilado, barba y bigote, asemejando a los semblantes europeos. Siendo así, éste es el origen del auténtico carnaval mexicano, con la aparición de “Chinelos” y “Chinacos”.


Los Chinelos tienen su origen en el estado de Morelos. Sus trajes presentan un diverso colorido y pueden tener decoraciones que representen la mitología y cultura de México.


Por su parte los Chinacos son los antecesores de los Charros. Eran jinetes que solían vestir con atuendos viejos o rotos. Ellos en su forma de celebrar el carnaval utilizaban las mismas máscaras con rasgos europeos y sus trajes eran elegantes. Volviéndose estos trajes en los que actualmente conocemos como el tradicional traje de Charro.


Estas tradiciones de carnaval las conocemos porque se celebran en Veracruz, Campeche, Mazatlán, al igual que en los Pueblos Originarios del Distrito Federal y el Estado de México. En estos dos últimos por la cercanía al estado de Morelos se han visto influenciados por la forma en que se celebra el carnaval ahí.


Aquí –Santa Catarina Yecahuitzotl, Tlahúac– en el sur-oriente de la ciudad de México, están por comenzar los carnavales en los pueblos de San Lorenzo Tezonco, Santa María Aztahuacán, Santa Cruz Meyehualco, Santiago Acahualtepec, Santa Martha Acatitla en la Delegación Iztapalapa; Santiago Zapotitlán, San Francisco Tlaltenco, San Pedro Tláhuac y Santa Catarina Yecahuizotl, en la Delegación Tlahúac.


Desafortunadamente estas tradiciones pueden correr el riesgo de desaparecer con las actuales medidas modernizadoras que se están dando en esta región de la ciudad de México a causa de las obras de la nueva línea 12 del metro, La Línea Dorada que, a decir del actual Jefe de Gobierno de la ciudad será de gran beneficio para estos pueblos… pero ese tema es punto y aparte.


Mientras tanto, los invito a disfrutar y vivir estas maravillosas tradiciones y, lo más importante, a luchar por conservarlas, ya que son parte fundamental de nuestra identidad como pueblos originarios


1 de Febrero de 2012


Miguel Ángel Riaño Vital


Fuentes:



Medina Hernández Andrés, Los pueblos originarios del sur del Distrito Federal: Una primera mirada etnográfica. En: “La memoria negada de la Ciudad de México: sus pueblos originarios”, Andrés Medina Hernández (Coordinador), Universidad Nacional Autónoma de México/Universidad Autónoma de la Ciudad de México, 2007, México Distrito Federal.


Mancilla Mendoza Baltasar (Director) “Revista Caminos” No. 65, Junio del 2009, Tláhuac Distrito Federal.


http://www.morelosturistico.com/espanol/pagina/z_407_Los_Chinelos.php


http://zapata.cultura-nah.gob.mx/index.php?option=com_content&view=article&id=4&Itemid=5

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada